ASOCIACION ESPAÑOLA DE LA FUCHSIA


ir a contenido

Menu Principal:


PINZADOS

CUIDADOS


En este apartado, pretendo mostrar cual es el procedimiento sencillo y eficaz, para hacer una planta compacta, a partir de un esqueje con un solo ápice.



Hacerlo siempre por encima de una pareja de brotes. Quitas uno, salen dos. El trozo pinzado se puede aprovechar para poner un nuevo esqueje, con lo que si todo va bien, tendrás una planta nueva.




Estos brotes que señalo en rojo, se desarrollarán y formarán los dos nuevos esquejes
En la siguiente foto, se puede apreciar como se han desarrollado los brotes anteriores y están listos para volver a pinzar.
Volveremos a pinzar cuando se desarrollen dos nudos de altura, esto lo repetiremos al menos tres veces en la temporada, hasta lograr una mata compacta.
Dejaremos de pinzar al menos ocho semanas antes de la floración deseada.



En la siguiente foto, se puede apreciar como se han desarrollado los brotes anteriores y están listos para volver a pinzar.



Pinzar flor marchita.

Esto tiene un objeto completamente diferente. La finalidad de toda flor, es convertirse en semillas, para la supervivencia de una nueva planta, como ya sabemos. Si no se quitan las flores secas, además del perjuicio estético de la planta (vamos, que queda fea) le estamos dando a la planta un mensaje de objetivo conseguido, con lo que......, para que se va a molestar en sacar más flores. Si se retira la flor pachucha, la hormona de floración continúa actuando y la planta seguirá sacando flores nuevas, con lo que, nosotros conseguimos nuevas floraciones, con la belleza que esto implica.
La naturaleza se vale de todas sus armas para completar su ciclo y el colorido y forma de la flor, sirve mayormente para atraer la atención de los insectos que están llamados a polinizarla y de esa forma crear nuevas semillas, que en estado natural caerían al suelo y darían lugar a plantitas nuevas.
Pero he aquí que como en tantas otras facetas de la vida, llega el ser humano, interviene y se queda con la mejor parte. Observamos, vemos y comprobamos que si cortamos las flores marchitas, que no son otra cosa que elementos ya polinizados y en vías de formar semillas, la planta no cumple su objetivo y produce una nueva tanda de flores, con el mismo objeto y así una vez, otra y otra, durante toda la temporada. Un claro ejemplo lo constituyen los pensamientos, que si no quitamos sus flores marchitas, hacen semillitas y si tenemos la paciencia de recogerlas y guardarlas, podremos tener pensamientos para toda la vida. De hecho, las que tienen la suerte de tener jardín, tienen pensamientos de una temporada para otra, sin hacer nada, sólo con las semillas que caen en tierra.

Rocío Bermejo

INICIO | AEF | CONFUCHSIA | PROPAGACIÓN | ESTRUCTURA | CUIDADOS | PLAGAS Y ENFERMEDADES | ESPECIES | VIDEOS | ARCHIVOS | NUESTRAS FUCHSIAS | EXPOSICIONES | AREA SOCIOS | WEB AMIGAS | AGRADECIMIEN TOS | NOVEDADES | Mapa del Sitio


Regresar a contenido | Regresar al menu principal